Páginas vistas en total

martes, 3 de octubre de 2017

Horreorizados.


Cadáver de hórreo en Salcedo.

El año pasado, dentro de poco hará un año, Roberto F. Osorio, cronista oficial del concejo de Quirós, me invitó a participar en una comida informal y posterior mesa redonda sobre la cultura en Quirós. Se había realizado otra, un año antes (más o menos), pero en aquellas nadie contó conmigo (quizás mi exposición en el concejo era menos evidente y al final va a ser verdad que solo quiero salir en la foto como dicen algunas malas lenguas). En esta ocasión me alegro mucho que Roberto se acordara de mi para este tema y yo, que soy muy atrevida, propuse algunos otros nombres para que también estuvieran presentes en aquella sobremesa en la que las ideas brotaban, pero en la que también cada uno defendía lo suyo. El encargo era que sacáramos algo en claro, algo que pudiéramos poner en marcha y que fuera realista y costará poco... Roberto propusó la celebración de unas Jornadas culturales, no teníamos muy claro aún cuál podía ser el motivo de las mismas, se trataba de poner el foco de atención mediático en un concejo como el nuestro: pequeño, despoblado, envejecido, en el que muchos de los hijos de sus hijos quieren trabajar y vivir, soñar y contagiar entusiasmo, que mejor que hacerlo que siendo escenario de las distintas manifestaciones artísticas que practican, desde el ámbito cultural.
Detalle hórreo de Vallín (Quirós), foto de Maribel Gijón
Este sábado, en el marco incomparable del Museo Etnográfico de Quirós, se celebraron las I Jornadas culturales del concejo bajo el título "Hórreo, viejo amigo". Una jornada intensa en la que, tanto público participante y ponentes como la organización, coincidieron al término de la misma en el éxito de la idea y de la convocatoria.
Con la presencia de la corporación municipal en pleno (sí, estaban todos) Jaime Gordo Llorián director del Parque Natural Las Ubiñas-La Mesa, Manuel Calvo Director General de Recursos Naturales y distintos representantes de la vida social y cultural del concejo, Celso Peyroux, cronista oficial de Teverga, asturianistas y expertos venido para la ocasión, la sala Multidisciplinar del museo se quedó pequeña. Las jornadas pretendían poner en valor los hórreos como modelo único de nuestro patrimonio, no sólo etnográfico sino sentimental, "es un símbolo que nos identifica como asturianos" se repitió ayer varias veces como un mantra, especialmente por Ovidio García, alcalde de QUIRÓS, que volvió a reiterar en el momento de la inauguración que "QUIRÓS tiene un conjunto amplio de hórreos, unos doscientos, con buena salud y un puñado de cadáveres y que hoy aquí, podemos discutir sobre la utilidad actual de los hórreos pero nunca sobre su valor simbólico, hay que no dejar caer este patrimonio para luego lamentarse porque haya ocurrido".
A lo largo del transcurso del día se puso de manifiesto la necesidad de una profunda reflexión a fin de dar con las fórmulas para recuperar y frenar la pérdida de estos bienes.
También los niños, acompañados de sus padres, fueron protagonistas de la jornada asistiendo a los talleres programados: taller de fotografía titulado "Ojos Limpios" con unos doce alumnos que impartió Maribel Gijón que destacó lo satisfactorio que es trabajar con los niños y la construcción de un hórreo de porexpan, para los más pequeños, en el que participaron unos seis niños, usando la técnica del Sistema Lupo (Fermín Blanco es el arquitecto que ha patentado este sistema y que recogió hace unos meses la madera del roble de Bermiego para transformarla en pequeños juegos de este sistema lupo). Para Celso Peyroux, presente como público, es fundamental hacer partícipes a los más pequeños de este patrimonio, no refiriéndose únicamente a los hórreos, sino al conjunto también inmaterial para que sean conscientes de su identidad y de su origen. En la misma necesidad de trabajar con los niños y con sus profesores incidió Julio Zapico, que señaló a niños, maestros y senderistas como trabajadores de campo a la hora de descubrir el valor de muchos de los hórreos y definió entre las estrategias de la Asociación Amigos del Hórreo la importancia de "enseñar para descubrir" y la realidad de que "todos podemos aprender a mirar".
Mientras los niños "fotiaban" y armaban un hórreo con piezas de puzzle, el público adulto desplazado desde distintos puntos de Asturias participó de las ponencias técnicas ofrecidas.
Juaco López, director del Museo del Pueblo de Asturias, rompió el hielo disertando sobre la evolución del hórreo "modelo único de diseño perfecto que ha evolucionado, adaptándose a la necesidades de la gente" y criticó, en varias ocasiones, "la actitud purista de la Administración asturiana que frenó esta necesidad de adaptación". "Hay una preocupación social, pero es ligera" haciendo referencia a qué pasaría si lo que corriera peligro fueran nuestros equipos de fútbol y no los hórreos. "No es solo un granero, son auténticos indicadores de la historia de un territorio. Muestra de la evolución técnica, artística y hasta del sistema de herencias de la sociedad". Siguió Amparo García Iglesias que puso en valor la decoración de los hórreos quirosanos sobre la que ha versado parte de su tesis doctoral.
Detalle de hórreo en Vallín (Quirós) foto Maribel Gijón
Pero fueron Zapico y Victor Manuel Suárez de la Asociación Amigos del Hórreo los que abrieron un amplio debate. Esta asociación está haciendo una ingente labor de concienciación sobre el tema, desde las redes sociales y change.org y han conseguido ser un interlocutor frente a la administración, consiguiendo por ejemplo que en el concejo de Carreño se hayan destinado unos 15.000 euros para restauración tras largos años de sequía de subvenciones.
Zapico hizo hincapié en "el escaso interés de la administración en este tema que puede tener relación con debilidad de la autonomía asturiana" y apuntó haciendo gala de su sentido del humor que "quizás si fuéramos un municipio de Madrid tuviéramos más suerte a la hora de defender lo nuestro".
En ese momento Juan Pedrayes, arquitecto de Villaviciosa, comentó que en la excursión a Bermiego lo más interesante eran los hórreos "hemos visitado una aldea que huele a muerto" para aclarar, "el problema de los hórreos es el problema de la Asturias rural, estamos prisioneros de una élite política que ha primado la cultura urbana y estigmatizado lo rural, es un problema de mentalidad y de ignorancia" apuntando Astur Paredes que detrás de cada político hay un aldeano que se avergüenza de serlo (yo no diría detrás de cada uno, pero si que durante mucho tiempo la llingua era de aldeanos y lo rural era de pobres, ay, qué habría sido de nosotros sin la Asturias rural)
En relación a la restauración de los hórreos, Amparo García Iglesias manifestó vehementemente que "no se trata de que con 6.000 ó 7.000 euros evitemos que se caiga un hórreo. Se trata de hacer una inversión muy grande, no de un apaño. Hay que invertir de forma que el hórreo se pueda financiar por si mismo y convertirse en generador de recursos, en bien primordial para el Principado de Asturias. Restaurar de forma seria y hacer un programa de conservación y difusión de estas piezas. Igual hablamos de 30.000 ó 40.000 euros por hórreo."
Intervino también Belarmino Fernández de la Asociación Cultural de Bueño que incidió también en "que se trata de un problema económico, a un propietario no se le puede exigir que actúe, es necesaria la iniciativa de la Administración" Bueño, tenía 65 hórreos de los que ahora, tras una importantísima inversión y apuesta del Ayuntamiento quedan en pie 47, pronto serán 48 anunció ayer Victor Manuel Suárez por traslado de una pieza de otro concejo allí. Bueño se ha convertido en un auténtico Pueblo-Museo en el que el hórreo es el protagonista.
El intenso día se clausuró con una demostración práctica de construcción de un hórreo a cargo de Jesús Lombardero quien ofreció una clase magistral no sólo de carpintería sino de conocimiento teórico y práctico de esta construcción tradicional. Lombardero, quirosano de Ricao y carpintero restaurador y constructor de hórreos por oficio y tradición familiar, ensambló las distintas partes del hórreo a escala, maqueta que ha sido financiada por la Fundación Cárdenas y contestó a las preguntas de los presentes: trabes, liños, colondras, ... si hasta ALMA tienen los hórreos.
Una visita guiada a los hórreos de Bermiego y una exposición de fotografía histórica que podrá verse hasta el 15 de octubre completaron el apretado programa.
Detalle hórreo Vallín, cubierta la techumbre con un toldo
se ha conseguido frenar la caída de la misma. Foto de Maribel Gijón
Me gustaría destacar dos nombres. Roberto alma de las jornadas que no pudo estar por motivos personales y se mordía las uñas desde casa esperando y deseando que todo saliera bien y Alva, directora del MEQ, que puso toda la carne en el asador e hizo un programa muy completo y muy, muy apetecible. El resto del grupo de cultura, que no se ha constituido como asociación, pero que igual podía hacerlo sólo pudimos apoyar.

Es verdad que el hórreo es un artilugio perfecto por el que pasan los siglos sustentándose sobre los pegollos que lo mantienen en pie, es tan perfecto como la delicada tela de una araña que a pesar de su fragilidad hace su función. El hórreo podría ser el símbolo de nuestra comunidad, de la comunidad de Quirós, cada uno de nosotros tiene una misión. Trabajar por la cultura no es sencillo. En este año que aún no se cumple o ¿sí? se han organizado exposiciones de fotografía y pintura,  presentación de libros, se ha puesto en marcha un taller de lectura, han salido adelante las Jornadas culturales. Quirós es un concejo vivo que tiene que superar individualidades absurdas para hacer comunidad, porque sólo siendo comunidad podremos avanzar. 

http://lavozdeltrubia.es/2017/10/01/el-horreo-tiene-muchos-amigos/ 

No hay comentarios:

Publicar un comentario