Páginas vistas en total

domingo, 30 de octubre de 2016

Equipo Salcedo.

Cuando hace cuatro años con la resaca del día después de "Celtas Cortos en mi pueblo" amaneció para el amagüestu, Eva Martínez, concejala del Ayuntamiento de Quirós y Luisa de Castro, un poco coordinadora de eventos populares (lo digo así porque está en la salsa de todos los guisos) se encontraron con más de doscientos kilos de castañas por picar y un montón de gente esperando para cumplir la tradición, faltaban manos. Todos habíamos ido de concierto, pero el concierto tenía "un día después". Me ofrecí para bajar a ayudar y conmigo las mujeres que estábamos en Salcedo. Bajó hasta Marina que de aquella tenía unos seis años. Sacamos adelante el asunto entre todas. Manos inexpertas pero voluntariosas. Desde aquel amagüestu del 2012 hasta hoy el conocido como "equipo Salcedo" en términos coloquiales se apunta a un bombardeo. Hemos picado castañas con las mujeres de la residencia de ancianos en una tarde que recuerdo con ternura. Hemos cosido y vestido Reyes y pajes, repartido chocolate y sonrisas en la Cabalgata. Hemos organizado el Carnaval, sacando fotos y hasta mal escribiendo un pregón porque quien iba a hacerlo nos falló en el último momento. Hemos traído un mago para los niños (no nosotras claro, sino con el consenso de todos). Hemos sido voluntarias en la Ultra Trail y disfrutado como nunca con la etapa de la Vuelta a Alba en nuestro pueblo y es que ese día no trabajamos. Afortunadamente.
Somos cada una de nuestro padre y nuestra madre, unas simpáticas, otras tercas, unas mamás y otras no, unas casadas y otras solteras (yo), unas malhumoradas, otras siempre positivas, pero con nuestras diferencias y sensibilidades tenemos un único objetivo, nos mueve una única obsesión (Sarita esto va por ti) poner en valor nuestra tierra, darle a Quirós el lugar que se merece. Quien vea en nuestra actitud otro tipo de intereses se confunde. Aquí no hay más cera que la que arde.
Así que cada día que amanece en Salcedo, como hoy, espectacular, yo solo pienso en el trabajo bien hecho, en las sonrisas cosechadas, en los niños que disfrutan con nosotras, en los besos y abrazos que la gente que te quiere te ofrece en reconocimiento por lo mucho o poco que hacemos. Así que cada día que alguien nuevo se incorpora al equipo de trabajo (porque el equipo Salcedo es restringido, pero el de trabajo es abierto) es un triunfo de la comunidad, es una consolidación del trabajo colectivo en pos de interés general. 
Algunos se preguntarán escépticos que interés tiene que salga adelante un amagüestu cuando hay miles cada fin de semana de otoño. Es muy sencillo cada año es un pequeño triunfo del pueblo, con el esfuerzo extra de algunos, vale sí, pero nosotros también nos divertimos y además creemos que lo rural tiene su importancia y en nuestras manos está que no se muera. En un momento de incertidumbre y de cambios, nuevos pobladores y envejecimiento de la población, un solo movimiento nuestro que contribuya a dar vida al concejo nos vale, un solo amigo que traigamos es un triunfo. El equipo Salcedo que consolida su línea de trabajo seguirá ahí apoyando, siendo crítico porque no todo vale, ayudando cuanto pueda. Ayer repartiendo castañas y sidra, en enero veremos qué se tercia.

domingo, 23 de octubre de 2016

Claro que pienso en tí.


Te preguntas si pienso en ti. No con frecuencia, pero alguna vez sí. Cómo no iba a hacerlo, cómo iba a poder no hacerlo, cómo iba a querer no hacerlo. Pienso con el cariño que la memoria sabia y selectiva ha imprimido a los recuerdos, habiendo sacado otros sentimientos fuera, conservando solo lo que quiero conservar.
Han pasado los años y aunque el espejo engañoso nos devuelva idéntico reflejo, ya no somos los mismos. El calendario, el pelo cano y las arrugas han mudado la insolente e inocente juventud en experiencia de vida y madurez. Afortunadamente. ¿Te imaginas habernos quedado anclados para siempre en aquellos días, en una especie de bucle sin fin, atrapados en el tiempo? En el camino recorrido de entonces a acá he aprendido que enfangarse en el pasado no lleva a ningún sitio. Prefiero preocuparme por el hoy y, si acaso, planear el futuro. Planear el futuro para que luego sea casi siempre otra cosa. Pero sí, claro que pienso en ti. 
Si me preguntaras cuándo pienso en tí, te diría que por lo menos dos veces al año. Una en la fecha que nos besamos por primera vez. "Abre la boca" acertaste a decir mientras tu lengua buscaba infructuosa la mía, tímida y esquiva. Era mi primer beso en serio. Nunca había pensado que no sabría hacerlo, ni que había que aprender a hacerlo. Y abrí la boca y besarte aquel domingo de marzo del siglo pasado fue mágico aunque la magia se convirtiera más tarde en otras cosas. ¡Dios! cómo había esperado aquel beso que fue el inicio de aquella aventura.
Sí, algunas veces pienso en ti, incluso celebro tu cumpleaños desde hace cuatro. ¿El culpable? Este blog que nació sin darme cuenta el mismo día que tú. Fue inconsciente, originado por la posibilidad de vernos. Un amigo mío me preguntó que qué te iba a contar cuando nos encontráramos después de tantos años y salió "Haciendo balance" la primera entrada, así, de tirón. Era una reflexión sin pretensiones que abrió paso a cuatro años de trabajo que se cumplen dentro de un mes. Un hábito el de escribir que me ha ayudado mucho a canalizar muchas cosas. Casi doscientas entradas, algunas muy personales obedeciendo a este deseo exhibicionista que llevamos dentro incluso los más tímidos. Escuché a Coque Malla decir que pone en escena todo aquello que no puede expresar en la vida real y de esa forma libera un poco su timidez. Pues yo, salvando las distancias, un poco igual. Mi vida expuesta, pero también historias inventadas de ficción. Mi vida expuesta de forma que sólo algunos sabéis que hay de autobiográfico y que no. Un blog que recoge lo que soy. Apuntes del día a día y de la actualidad. Reseñas de algún libro e impresiones de alguna película... Un cajón de sastre de dimensiones importantes. Una Caja de Pandora de emociones. De alguna manera el comienzo de este trabajo empieza contigo, quería empezar con la segunda parte de nosotros, con la calma después de la tormenta, aunque luego realmente no haya sido así.
Y algunas otras veces, sin saber porqué, me asaltan los recuerdos en algunos escenarios que compartimos. Te veo caminando delante de mi por la estrecha acera de la calle Cimadevilla o de la Rua cuando no eran peatonales. Entrando en la Plaza de la Catedral conduciendo la barragana, se nos abrió la puerta ¿te acuerdas? Me veo subida a un bordillo o a un peldaño para llegar a tus labios. En calles oscuras iluminadas solo por la luz que desprendíamos. En las olas de la playa de Rodiles adonde no he vuelto. Escuchando una canción vieja del Último de la Fila cuando eran Los Burros. Y siempre, siempre, cuando suena Dire Straits. Y es que el tiempo que pasé contigo es el único que tiene banda sonora propia y sí sé cuánta música escuchamos juntos, pero no sé porque deje de hacerlo. Imagino que formó parte del duelo y luego la música se convirtió en algo prescindible quizás porque me recordaba mucho a ti, como imprescindibles son ahora para mi las palabras.
Hoy me alegra reconocer que si no hubiéramos estado juntos yo no sería la persona que soy. Lo reconozco. Sería otra, mejor o peor, pero otra. Aunque no estábamos hechos el uno para el otro, por un ratito fuimos el uno de la otra y viceversa y estuvo bien. Sí, estuvo bien. Luego tardé un poco en remendar el roto que hicimos, aunque finalmente lo conseguí. No es ahora tiempo de revisar la historia. Durante un tiempo te negué, como Pedro a Jesús. Pasaron años antes de creer que de aquel tiempo compartido vendría algo bueno en forma de recuerdos, pero lo hizo. Escampó en mi vida. Levantó la niebla. Volvió el sol y con el descubrí que había más mar fuera de ti, más montaña dentro de mi y más cielo y tierra fuera de aquel universo que yo me había empeñado en acotar yendo contra nosotros mismos. El horizonte siempre está más allá aún de la línea que vemos. Yo plegué mis alas y pretendí cortar las tuyas. Cuántos errores y cuánto se aprende, pero cuánto se tarda en hacerlo. Sin embargo, de aquel tiempo guardo, junto a todo lo que aprendimos, parte de mis mejores amigas, las que aguantaron el timón de la nave cuando iba a la deriva. Ellas y mis padres.
Claro que pienso en  ti, pero a lo que he renunciado es a entrar en tu muro. No voy a negar que alguna vez también lo hice "a escondidas", pero decidí dejarlo. Me faltaba alguna respuesta que ahora tengo. No me aportaba nada, al menos nada bueno. Ver a tus hijos me duele. Me duelen los tuyos como me duelen otros. Sus juegos, sonrisas y miradas me hablan de los que no he tenido. Me duele haber sido cobarde y haber dejado irse a todos por el desagüe, pero esa es otra historia.
Bueno, mientras llega el momento en que con otras coordenadas de espacio y tiempo, tomaremos ese café prometido y tantas veces pospuesto, sé muy feliz y una vez más gracias por mostrarme tantas cosas, por el tramo que caminamos juntos y por ser tú en el momento en el que ni yo misma sabía quien era. Un besín.

http://bealadelola.blogspot.com.es/2014/02/restos-de-un-naufragio.html

http://bealadelola.blogspot.com.es/2012/11/haciendo-balance.html

domingo, 16 de octubre de 2016

La niebla, escenario de vida.

"La niebla flotaba, desleída, sobre mi cabeza. Pensé, no sé por qué, en que a todos nos pasaba lo mismo. Todos nacemos de un golpe de luz, y todos acabamos engullidos por la niebla que poco a poco nos va helando el corazón."
Lorenzo Silva en "La niebla y la doncella" 

Esta semana he pensado mucho sobre la niebla y su significado como metáfora de la vida. La exposición de Fina Menéndez "Fin de las certidumbres" ha tenido la culpa. Durante la visita de la misma y a lo largo de las distintas fotografías que la componen, el visitante pasea entre la niebla, observa escenarios naturales nebulosos llenos de luz, admira la carretera de Bandujo enmarcada por los árboles, auténticos guías de los conductores cuando la cosa se pone fea. Podríamos decir que es la combinación de la bruma con la luz cenital que se cuela por la ventana infinita que es el cielo sobre nuestras cabezas la que convierte los verdes de los paisajes asturianos que la autora fotografía en verdes matizados por el rocío y la humedad. Una atmósfera en tinieblas limpia y envolvente. Las fotos de Fina no transmiten angustia, emiten luz y sí, trasladan incertidumbre. No vamos a negarlo. La misma inquietud que sentimos los humanos en nuestro día a día, cuando desconocemos que vamos a encontrarnos detrás de cada puerta que hemos de abrir en nuestro caminar.
Niebla en el valle desde Salcedo (Quirós)

Para todos los que tenemos vínculos con la montaña asturiana, la niebla es una constante, e incluso un impedimento peligroso. Recuerdo un día de puerto en el que la niebla desorientó a un primo mío de forma tal que él, conocedor de cada centímetro cuadrado de aquel sitio, tuvo que parar, respirar y recomponerse ante el asfixiante ambiente que lo atrapaba. Hay días de niebla feos, feos. Puedo escuchar a mi tía Domitila calificándolos. Mi padre dice que esos días te roban las ganas de ir al pueblo. Los malos son los días de "ciego noblina" donde la niebla se mezcla con el orbayu y no dan tregua. No va a abrir. Esos días no alcanzo a ver el manzano de la huerta de al lado de casa. La niebla parece pegarse a nosotros como si fuera una segunda piel. No hay escapatoria. Pero hay otros días de niebla que son promesa de cielos azules y verdes brillantes. Días en los que el sol en su choque de trenes contra la niebla, en su pelea de fuerza contra la niebla la deshace y ésta se ve obligada a abandonar un valle en busca de otro que quiera darle cobijo al menos por unas horas. No, va a abrir. Y es que la niebla, muchas veces, es cobarde y acaba rindiéndose rápido, aunque en otras, las menos, sea obstinada y pertinaz y se empeña en empañar nuestras jornadas.
Niebla levantando.

Pues sobre la vida es lo mismo. Hay gente inmersa en días de niebla y otra que vive en tinieblas y mira tú que mantengo que la niebla no necesariamente conlleva oscuridad. Hay personas para las que sus días son un mar de niebla y otras que tras mares de niebla adivinamos el cielo diáfano y azul rabioso que está sobre nosotros. Es cierto que a medida que avanzamos y nos hacemos mayores la claridad meridiana con la que vemos las cosas, opinamos y decidimos, creyéndonos en la insolencia y el atrevimiento de la juventud en posesión de la verdad, la nuestra, pero verdad al fin y al cabo, va volviéndose un poco turbia. Con la madurez, las cosas ya no son blancas o negras, es el fin de las certidumbres. Sin renunciar a nuestros principios, todo se puebla de grises. Los grises de la niebla, la que te engulle, la que te apresa para inmovilizarte o la que levanta y deja el paso libre. No dejar que nos pille indefensos, no permitirle ser freno, no consentir que nos hiele el corazón. Avanzar a pesar de que nos cueste, buscar en las orillas hierbas, arbustos, árboles que nos guíen. Sí, es cierto, nunca sabemos que hay detrás de la espesa bruma ante nosotros, que nos depara el futuro, pero la incertidumbre puede conducirnos a la certidumbre de algo bueno. Vivir en la certeza resta emoción a la vida. No dudes que vivir es la aventura y caminar entre la niebla algo circunstancial. A pesar de la niebla, no dejes de vivir.

http://lavozdeltrubia.es/2016/10/15/fina-menendez-pura-delicadeza-poetica/
http://bealadelola.blogspot.com.es/2016/06/ciego-noblina.html

domingo, 9 de octubre de 2016

Quirós: en busca de la comunión entre paisaje natural y patrimonio industrial abandonado.

Quirós mostró a un numeroso grupo de los participantes en las XVIII Jornadas Internacionales de Patrimonio Industrial, celebradas en la Laboral Ciudad de la Cultura en Gijón los días 5 al 8 de octubre, su pasado industrial.
Con el título de "Itinerario por el paisaje cultural asturiano en busca de la herencia industrial francesa", el "walkscape" programado para el sábado 8 supuso la realización de un recorrido por una parte importante del Valle de Trubia.
Los asistentes se desplazaron desde Gijón hasta Oviedo a visitar el Museo Arqueológico y de allí a Proaza donde recorrieron las instalaciones de la Central Hidroeléctrica, obra de Vaquero Palacios. Un conjunto que, allá por el año 1964, ofreció una solución al nuevo salto de Proaza. Este edificio es un ejemplo de como convertir algo que nace con finalidad industrial se puede convertir en algo artístico. Pintura y escultura, ingeniería y arquitectura se unen en un único punto y con una única finalidad poner belleza a un medio productivo. Finalizada esta visita y acompañados por Roberto F. Osorio, cronista oficial de Quirós, llegaron hasta el pueblo de Santa Marina. Ubicado en la confluencia de dos valles, el del río L.lindes y el río Ricao, conserva restos del paso de tres empresas mineras (Fábrica de Mieres, Compañía Minera de Quirós y Hullera Española) todas con concesiones mineras de carbón en la zona. Santa Marina es el punto de partida, hasta el año 1963, del tren minero que llegaba a Trubia y los túneles de ese tren minero forman parte de lo que en la actualidad conocemos como Senda del Oso.
Tras comer en Casa Jamallo y conocer así otro de los patrimonios importantes del concejo: el gastronómico, se trasladaron al Museo Etnográfico de Quirós, que además de custodiar la historia y la tradición del concejo, tiene la particularidad de estar situado sobre los restos industriales de una acería con dos altos hornos del s. XIX. Este singular emplazamiento que le otorga un valor intrínseco extra, lo convierte en un museo único y es el ejemplo perfecto del aprovechamiento de ruinas industriales para un uso acorde con los tiempos actuales. 
Contrafuertes del Museo, trabajo alumnos Campo de Trabajo verano 2016.

Durante esta visita en un pequeño acto, Miguel Ángel Álvarez Areces, presidente de la Asociación de Patrimonio Industrial, comentó que "la elección de Quirós no es una elección casual". Son muchos los lugares desconocidos que se apartan de los circuitos tradicionales pero que nos muestran cual fue la trayectoria histórica del desarrollo industrial en Asturias. Quirós es el ejemplo en pequeña escala de lo que podrían llamarse las cuatro fases de ese proceso: calma, euforia, superproducción y crisis. Y es que los siglos XIX y XX suponen el nacimiento de una nueva forma de ver y entender la vida, pero la historia demuestra, una y otra vez, que la aparición de nuevas tecnologías que modifican los procesos productivos vuelve a cambiar los términos en los que se desarrolla una sociedad. Una sociedad como la quirosana que en la segunda mitad del siglo XX vio truncadas sus expectativas viéndose obligada a la emigración y a la desafección de todo el patrimonio industrial existente. Para Álvarez Areces hay muchas iniciativas que puedan ayudar a iniciar el proceso de recuperación de este patrimonio y con ello también del territorio. Recrear culturalmente lo que es la historia de la minería en Quirós, realizar planes de señalización de los recursos patrimoniales, colaborar con Universidades e instituciones, dar cabida a campos de trabajo, ... Son muchas las posibilidades que se pueden planificar y ofertar para conseguir dar cobertura a algo concreto con la única finalidad de "dar valor a lo que tenemos". Y así, sobre la marcha en el transcurso de mismo acto, el metalúrgico Plácido García se ofreció para poner en marcha una de las asignaturas pendientes de los técnicos metalúrgicos asturianos: diseñar la ruta del hierro y del acero en Asturias.
Tras estas intervenciones y la bienvenida de Eva Martínez y de Alva Rodríguez, directora del Museo, que junto a la singularidad del Museo destacó que todos los textos estén en quirosán y que la mujer sea la protagonista principal del mismo, el grupo de expertos procedió a visitar las instalaciones.
Y es que Quirós encierra en su territorio una gran cantidad de elementos de procedencia minera e industrial, ligados principalmente al carbón y al hierro, en un espacio de gran riqueza natural. No hay que olvidar que una parte importante de sus poco más de doscientos kilómetros de extensión forma parte del Parque Natural de Las Ubiñas-La Mesa. Hoy su biodiversidad natural coloniza muchos de estos restos como es el caso de la mina los L.lamargones. Su recuperación con fines diferentes para los que fueron creados es un tema encima de la mesa y que está en mente de todos solucionar. Los ejemplos de aprovechamiento de los túneles del tren minero o de los restos de los antiguos altos hornos de la Fábrica son el ejemplo de lo que debe hacerse. Basta un paseo por los camino quirosanos para reconocer en ellos las huellas del patrimonio industrial, natural y cultural. En esta zona se puede apreciar un buen ejemplo para el análisis de las sinergías que se generan entre estas distintas esferas patrimoniales, que no son ni mucho menos departamentos estancos. Su aprovechamiento bien planificado podría generar recursos económicos y puestos de trabajo.
El ejemplo está en el vecino concejo de Santo Adriano y en la Asociación La Ponte-Ecomuseo. Un grupo de particulares propuso a las instituciones ocuparse de mostrar, difundir y cuidar el patrimonio de la zona a fin de mantenerlo y obtener un rendimiento del mismo. Es una iniciativa autogestionada y comunitaria que convierte al territorio en un Museo vivo. La gente de La Ponte enseña de forma restringida (sólo visitantes del Ecomuseo) la iglesia de San Romano y de Santo Adriano de Tuñón, una casa y un hórreo asturiano, el abrigo paleolítico de Santo Adriano y la Cueva del Conde y también organiza rutas de acceso no restringido a través de los abundantes recursos existentes en la zona. Un modelo así debería de estudiarse en profundidad para ver que se puede aprovechar de su ejemplo en nuestro concejo. Además nosotros tenemos como campo base y lanzadera el fantástico MEQ, sólo habría que preparar lugares mágicos como los Molinos de Corroriu, la Necrópolis Megalítica de la Cobertoria y tantos y tantos otros sitios. Hay que hacerlo, pero para ello hay que querer hacerlo y además cambiar el chip porque los chavales de La Ponte no cuentan con ninguna ayuda pública. En la Asturias de las subvenciones y las ayudas públicas parece que las iniciativas particulares y exitosas dan un poco de miedo a las instituciones. ¡Hay que ser valientes!

Las Jornadas de INCUNA (INdustria, CUltura, NAturaleza, Asociación de Arqueología Industrial "Máximo Fuertes Acevedo) que alcanzan en esta edición su mayoría de edad, reúnen expertos internacionales y son un referente dentro de los eventos que se celebran en el campo del patrimonio industrial. Su objetivo principal es conseguir que el patrimonio sea considerado como elemento de cohesión territorial y cambio, para conseguirlo todos los agentes implicados deben de comprometerse. Así lo que reclaman son acciones que resuelvan tanto aspectos de conservación preventiva como intervenciones sostenibles adecuadas al entorno, regenerar espacios que encajen dentro del medio ambiente y poder dotar a estos elementos de nuevos usos o adaptar los existentes. Un trabajo de campo como el realizado este sábado por el concejo de Proaza y el de Quirós supone el análisis de la práctica llevada a cabo hasta el momento. 

domingo, 2 de octubre de 2016

Quirós se mueve por la cultura.

Ayer sábado representantes de la cultura quirosana, si es así como nos podemos calificar (no estaban todos, pero si muchos) nos reunimos en Bárzana convocados por Roberto F. Osorio, cronista oficial de concejo. Los asistentes que aunamos distintas sensibilidades y diferentes formas de entender el mundo, comimos juntos en el "Pan de Trigo" un restaurante de la capital de concejo para después celebrar una Mesa Redonda con un único pero ambicioso objetivo: explorar fórmulas válidas para dar visibilidad al concejo más allá de nuestras fronteras naturales, más allá de la Cobertoria y el Embalse de Valdemurio, para mostrar en palabras de Quico Álvarez un "Quirós como extensión global" porque realmente Quirós no son sólo los km de extensión sino que está en cualquier lugar del universo donde haya un quirosano. Al diálogo posterior se incorporaron Gloria Viejo Bernardo, pintora, Pablo Rosales, luthier y músico y Juanjo Arrojo, fotográfo que habían excusado su asistencia a la comida, pero manifestado su interés por participar en el coloquio posterior. La reunión que se prolongó durante más de cinco horas fue fructífera y satisfactoria. Ahora poner en marcha las conclusiones y traducirlo en acciones concretas está en manos de todos. Se trata pues de trabajar y no de quedarse de brazos cruzados esperando que otros lo hagan por nosotros.
Fin de la reunión: muchas caras satisfechas.

Durante la comida se intercambiaron experiencias personales de la particular relación que cada uno de nosotros ha mantenido y mantiene con sus lugares de origen, propios o de nuestros ascendientes. David Fueyo, maestro, escritor y agitador cultural, aprendió a leer con su abuela y con los poemas de Lorca en el pueblo de Ronderos. Azucena Vence, la voz de Onda Cero, recordaba los días que pasó de niña en el pueblo de Villamarcel de donde es su madre. Tina García Alonso, poeta, cuenta con emoción como ha recuperado sus  raíces quirosanas junto a su nueva familia de adopción. Algunos de los quirosanos en la diáspora que nos acercamos a Bárzana  nos conocimos ayer, a pesar de que mantenemos vivos los lazos con el concejo y somos habituales en nuestras aldeas, una de las dificultades de la orografía del concejo es que una vez que llegamos a destino es difícil sacarnos de allí. Yo misma cuando era pequeña nunca dije que iba a Salcedo, el lugar en que nació mi padre, siempre dije que iba a Quirós, de forma que la gente me preguntaba cuándo venía a Quirós que dónde era Quirós y es que Quirós como pueblo no existe, pero sí existe Quirós como sentimiento. Es ese sentido de pertenencia y arraigo el que nos mueve por el concejo. A algunos más que a otros, pero cada vez a más gente. Poner en común ese "sentimiento de quirosanía" que nos inspira a todos en nuestras vidas, en las expresiones artísticas que practicamos, modestamente unos y más y mejor otros, (escritura y pintura, música y fotografía) y en nuestro trabajos (blogueros en redes, medios de comunicación e historiadores, maestros y profesores universitarios) es el nexo sobre el que ayer se trabajó "duro y bien".
Foto de Juanjo Arrojo
Fue una reunión seria y muy interesante que adoptó la fórmula de "lluvia de ideas" y que fue recogida por los dos representantes del Ayuntamiento presentes, Eva Martínez y José Luis Fernández, que tomaron nota de cada una de las ideas que se aportaron para transmitirlas al Alcalde.
Y fueron muchas las iniciativas que se presentaron, prueba de que los talentos individuales suman en pos de un objetivo común. En esta suma está la visibilidad del concejo. Organizar unas Jornadas Culturales en las que se recojan todas las expresiones ayer sentadas a la mesa, poner en marcha una Hemeroteca y una Biblioteca quirosanas para las que hay parte del trabajo hecho y que sirvan a todos, retomar la idea de un Museo de imaginería religiosa dentro del propio Museo Etnográfico, que hay que recordar que está prácticamente toda restaurada y que no se puede ni se debe abandonar a su suerte. La humedad y las condiciones de conservación pueden llevar a estas imágenes al lugar de partida o incluso, lo más fácil, a un punto sin retorno.

Sin embargo, también se hizo hincapié en la necesidad de involucrar a todo el pueblo, idea que destacaron tanto Alva Rodríguez, directora del museo Etnográfico como Xulio Viejo, profesor universitario: "La sensibilización es muy necesaria" se dijo ayer refiriéndose a la situación sangrante de parte del patrimonio. Muchos quirosanos son desconocedores del potencial que poseen, de los recursos y de las posibilidades del concejo, no por ignorancia sino por desconocimiento. Se cae cada día un hórreo y con él se cae un poco de nuestra historia, como si se muriera uno de los nuestro y así, muriendo un poco cada día se muere también nuestra memoria. Alva Rodríguez y Xulio Viejo, junto a Pablo Rosales fueron un poco la conciencia crítica de la reunión de ayer. Viejo denunció el estado de dejadez y abandono que sufre el patrimonio en el concejo: "Está bien todo lo que decís, pero no deja de ser un enfoque un poco elitista ¿cómo implicamos al tejido social quirosano en lo que son las claves para la conservación de nuestros bienes, de nuestra riqueza?" Para la directora del Museo es necesario hacer un análisis real de nuestras carencias sobre todo en tema de Turismo que es "lo que verdaderamente te extrapola al exterior" y Pablo Rosales apuntó que al sentimiento quirosano se invita y se siente o no se siente, pero lo que cuenta ahora es que las buenas voluntades de conviertan en compromisos y expresó su preocupación por la financiación de la cultura, "no hay que pasarlo de lado, la fijación de la partida presupuestaria municipal es muy importante". La idea de que la cultura no cuesta o tiene que ser gratis es una idea que no vale y no sólo no vale sino que va en contra del valor intrínseco de cualquier expresión cultural y si no que se lo digan a aquellos que viven de su trabajo y lo ven violentado por el uso de la piratería.
No estaban allí representantes del C.P. Virgen de Alba que, sin embargo, por boca de su directora han expresado su compromiso y sus ganas de trabajar en este sentido y así, dedicados a los niños y niñas del concejo, se apuntaron dos acciones concretas muy interesantes Maribel Gijón Fotografía y Azucena Vence, se ofrecieron a trabajar con ellos. Un Taller de Fotografía y un Programa de Radio con el objetivo concreto que se proponga fueron las dos propuestas respectivas de estas dos profesionales. 
Cristian Velasco, editor vinculado profesionalmente y por amistad al concejo e invitado para la ocasión, apuntó que el objetivo principal es dar visibilidad pues "lo que no se enseña no existe", pero el conjunto de lo que se ofrezca tiene que ser de interés no sólo para los quirosanos, no sólo para el concejo, de forma que junto a las acciones que se tomen para preservar la memoria quirosana hay que apuntar hechos diferenciales.
Foto de Juanjo Arrojo
Por útimo, para Juanjo Arrojo, las redes sociales son absolutamente necesarias para dar a conocer hoy cualquier idea, proyecto, iniciativa y eso él particularmente en Quirós lo echa en falta.

Foto de Juanjo Arrojo

La realidad es está: el concejo cuenta con recursos naturales, patrimoniales y personales. Mentes y manos que pongan en pie las ideas presentadas. Ahora la pelota está en el tejado del Ayuntamiento. Del compromiso económico institucional que se obtenga que "será el que pueda ser" atendiendo a la situación de las arcas del concejo y de ello dependerá poner en marcha todos o algunos de estos proyectos. Igual sólo hay que mirar a algún concejo limítrofe para ver posibles fórmulas, porque todo esta inventado. Enhorabuena a nuestros vecinos de La Ponte por su premio internacional, ellos empezaron con una idea que no cuenta con ninguna ayuda pública y comienzan ahora a obtener sus frutos y su reconocimiento.
Momento de la mesa redonsa.