Páginas vistas en total

lunes, 28 de marzo de 2016

Todo el mundo necesita un faro.

Un hombre bueno,
las sienes plateadas,
la vida plena.
El hombre noble,
Horizonte cercano,
Luz de mi vida.
 

papá
Del fr. papa, y este del lat. tardío papa; cf. papa1.1. m. coloq. padre (‖ varón que ha engendrado o ejerce de padre).

faro Del lat. pharus, y este del gr. φάρος pháros, de Φάρος Pháros 'Faro', isla cercana al puerto de Alejandría, en la que se construyó el más famoso faro de la Antigüedad.
1. m. Torre alta en las costas, con luz en su parte superior, para que durante la noche sirva de señal a los navegantes.
2. m. Farol con potente reverbero.
4. m. Aquello que da luz en un asunto, lo que sirve de guía a la inteligencia o a la conducta.


Toda persona necesita un faro, más cuando es pequeña. Un faro que se eleve sobre el suelo hacia el cielo y que desde lo alto alumbre el camino por el que transita. Todo niño necesita un referente, alguien que esté dispuesto a cruzar con él en brazos un río caudaloso para salvarlo de la guerra, alguien que le lea un cuento por las noches y le arrope; alguien a quien baste una mirada para aprobar o desaprobar algo, pero que sea capaz de crear en el hijo la confianza para que tome sus propias decisiones y si se equivoca, se levante y siga. Algunos tenemos la suerte de que nuestro faro late con dos corazones. Algunos padres saben tanto que sin serlo son maestros de vida. Yo conozco a alguno.
Con la llegada de la prima Vera llega el cumple de  mi padre, sólo una semana más tarde que el día del padre. Mi padre hace hoy setenta y ocho años. Es de los afortunados que celebran dos veces el cumple, una hoy que fue cuando le parieron y otra el 1 de abril que fue cuando le inscribieron, ya sabéis, cosas de la guerra, de la época y de la orografía complicada de las aldeas asturianas, aunque seguramente de pequeño no tuviera muchas fiestas. Sus mejores logros, sus hijos y lo que más quiere que es sus nietos (unos cracks de 6 años y casi uno), un matrimonio de cuarenta y ocho años y un montón de amigos serían su carta de presentación. Hay personas que por elección deciden vivir y mi padre es uno de esos. Algunos padres: ponen cimientos para sus hijos y construyen escaleras para facilitarnos las cosas, tienden puentes y creen en ellos, más de lo que creen ellos mismos. Cada día debería de rendirle un homenaje, cada día cada uno de nosotros deberíamos rendir un homenaje a quienes son los responsables de que estemos aquí, aunque a veces lo que nos toca vivir no sea lo que más nos guste. Para los que no tenemos hijos el paso del tiempo, que no da tregua, se refleja en nuestros padres, porque yo sigo viendo en el espejo a la universitaria que hace 22 años que dejo las aulas con un título bajo el brazo que nunca sirvió para nada y a la joven a la que ofrecieron un trabajo y hace ya 17 años que sigue dónde la dejó precisamente su padre que fue el que la acompañó su primer día. Pero bueno mi padre tiene en la cabeza un montón de cosas (ninguna es serrín) y un montón de planes y tiene mis manos y las de mi hermano para que cuando le fallen las fuerzas (que le fallarán) sepa que no está solo. Trabajemos un poco la relación con nuestros padres cada día y a vivir. Y los que no tenéis la suerte de tenerlos, igual hoy es un buen día para recordarlos. Mi padre es un padre cercano sin prodigarse especialmente en muestras de cariño, sólo espero que sepa que lo quiero hasta el infinito (como decíamos cuando éramos pequeños).  "Te quiero mucho. Y nunca te lo he dicho. Te quiero y te admiro. Tampoco te lo había dicho nunca, pero admirarte es (ha sido) muy importante para mí " (La isla del padre de Fernando Marías) muchisisismas felicidades papá.

2 comentarios:

  1. Hermoso, Bea. Tu padre no podrá evitar emocionarse si lo lee. Pero es bonito que se lo digas en vida.
    Comentando esa cita de Fernando Marías comenzaba precisamente mi reseña de ese libro. Palabras sencillas pero conmovedoras. La admiración es la forma más plena de amor. Qué bien que se la tengas a tu padre. Cuídalo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lorena, ni tiempo tengo para contestarte, el lo sabe, claro que lo sabe, solo que nosotros no somos especialmente intensos en lo importante (yo solo soy intensa escribiendo y mi padre no lo lee, jejejeje) pero tengo un montón de primos y gente, sobre todo, en Quirós que se lo dice... Gracias Lorena aunque solo me has dado trabajo presentándome a los del TARRO-LIBRO te estaré eternamente agradecida.

      Eliminar