Páginas vistas en total

sábado, 28 de mayo de 2016

Hermanos


En ambas fotos está mi padre con sus seis hermanos, en la primera los padres y los siete hijos. Mi padre es el más joven. Lógicamente ha pasado mucho tiempo. La de abajo es en 1996, (Madre, cuánto tiempo ha pasado y cuántos me faltan) Buscándola me he dado cuenta de que son una constante en mi vida, ayer, hoy y para siempre. Todos están plasmados en el blog, unos mas que otros. Mi tía Hortensia que fue la que primero nos dejó y a la que tanto echo en falta. Me enseñó muchas cosas, entre ellas el valor de ser una mujer independiente. Tenía arrestos para haber volado alto, era inteligente y valiente, hubiera conseguido lo que se propusiera pero las circunstancias y la falta de oportunidades le cortaron las alas. Mi tía Maruja que dicen que es a la que mas me parezco y a la que enterramos el día que anunciaron el matrimonio de Felipe con Letizia, como veis esa fecha está unida a mi historia por razones diferentes. No tuvo hijos. Era bruta, la más bruta, quizás escondía así la pena que llevaba por no haber sido madre o quizás simplemente era una mujer de campo que no tuvo las suerte de desarrollar la sensibilidad y la dulzura que habita en el fondo de todas ellas. Mujeres como la tierra que pueblan, fuertes y duras, pero sensibles al dolor y a la belleza. No a la belleza del arte en el sentido que los urbanitas lo entendemos, pero sí a la belleza del monte y de las cosechas, de los animales y de la vida. Mi tía Alicia que se murió un día que yo cumplía años y que me hizo entender que algunas cosas no eran importantes. Recuerdo el disgusto que me pillé en casa de mi abuela Elena cuando me dijo que había llamado mi madre. Muchas veces, tantas, damos importancia a cosas absurdas y lo importante, lo verdaderamente importante pasa desapercibido. La trate menos o, mejor, la conocí menos, no sé si por mi culpa o por la de ella. Mi tío Amador con los ojos azules más guapos del mundo y que valoraba un plato de sopa como la ofrenda de amor más hermosa que le daba su hermana mayor con la que tanto tiempo estuvo. Mi tío Armando que fue el niño más mocoso de Salcedo y mi tía Domitila, "te fuiste y nos dejaste a todos huérfanos". Ayyy, Domitila qué final más injusto y doloroso.
Y mi padre, mi padre al que pido perdón por no ser la persona que él espera o por serlo. Se lo pido porque, a veces, para sanar y seguir hay que pedir perdón, una y mil veces. 
Todos mis tíos dejaron algo en mi, quizás fuera la forma de estar y hacer o quizás el vínculo que me unió a ellos pasa por haber perdido tan pronto a mis abuelos paternos. Ser tío es un honor y hay que estar a la altura o, al menos, intentarlo.
Ellos no eran perfectos como hermanos, ni mucho menos. Eran simplemente hermanos. Ser hermanos en realidad no es fácil, de hecho la historia de la humanidad está llena de traiciones entre iguales pero mis padres me enseñaron a respetarlos y a quererlos. Junto a la familia de mi madre que tiene solo dos, pero lo compensaba con sus tíos. He vivido rodeada de familias grandes, de tanta gente que nos quería.


Os quiero infinito dónde estéis (también al que falló por los pecados de otros precisamente porque su debilidad le hizo más humano).

viernes, 20 de mayo de 2016

De repente morir.

Apagarse, abandonarse, morir.
Extinguirse como lo hicieron los dinosaurios.
Pasar por la vida de puntillas.
No echar raíces.
No dejar huella, ni versos, ni palabras, ni hijos.
Nada.
No amar, no odiar, no vivir.
No sentir bajos instintos. Ni altos.
Llegar al final del camino sin haber sido, o siendo, sin que nadie recuerde tu nombre, ni tu pelo de niño, ni el color de tus ojos.
Irse.
Apagarse, abandonarse, morir.

lunes, 16 de mayo de 2016

Pensamientos.


En días como el de hoy en los que las flores que nacen brillan entre la niebla.
En las ganas de que me devuelvan el mejor recuerdo del año pasado, que sé que está en algún sitio.
En que pronto alguien llegará para renovar por completo mi existencia.
En los que ya han llegado para abrir las ventanas y llenar de aire fresco las estancias dormidas.
En circunstancias que podían ser otras, pero que son éstas.
En la mala suerte y en historias que no pueden ser.
Y en la buena suerte de haberte encontrado en medio de una noche oscura.
En pedirte que esperes para poder tener el tiempo que hoy nos es prohibido.
En un oasis en medio del desierto
y en lluvia que empapa una tierra sedienta.
En beber de tus labios.
En comer de tus manos.
En un camino largo cruzando un bosque espeso.
En batallas perdidas, preludio de guerras ganadas.
En ser fruta prohibida que tomas sin medida.
En ser árbol y fuente.
En ser surco y que siembres.
En ser brisa fresca que te despierte al alba.
En tus manos enredando en mi pelo.
En mis manos dibujando en tu espalda.
En tu respiración acompasada a la mía. 
En un muro de piedra que sustente mis sueños y se mantenga firme después de las tormentas.
En una fuerza oculta que paralice el instante en que me miras.
En ser sombra y la huella del cuerpo junto a ti en tu lecho.
En sábanas desordenadas y desorden de vidas ordenadas.
En tus ojos, tu boca, tu aliento y tu pecho.
Y mientras tanto, leo.

martes, 10 de mayo de 2016

A vueltas con el Mercao Quirosán

Amaneció frío y lluvioso el sábado, llegando incluso a trapear nieve en las aldeas de más altura, lo que hacía prever un día feo para el Mercao Quirosán, sin embargo, la suerte se puso del lado de la gente y desde el momento en que se abrieron las puertas del Museo Etnográfico de Quirós, que acogía por segundo año consecutivo este evento que ya celebra su catorce cumpleaños, el tiempo respetó la fiesta.

Instalaciones del Museo Etnográfico de Quirós que acogió por segundo año al Mercao
Romería popular que lleva camino de convertirse en costumbre y que, junto a los puestos de los artesanos y los talleres infantiles, ofreció el I Alcuentru de Bandes de Gaites que tuvo dos partes claramente diferenciadas, un pasacalles por Bárzana y un festival folklórico durante la tarde del sábado bajo la carpa colocada por la organización en los terrenos del Museo y que finalizó con una espicha para todos los participantes que ofrecieron los anfitriones con el patrocinio del Ayuntamiento. En mi opinión hubiera sido todo un espectáculo ver llegar al Museo, que dista apenas un kilómetro desde Bárzana, a los más de cien gaiteros tocando todos juntos, hacer las cosas bien no cuesta nada, hacerlas increiblemente bien pasa por pedir un permiso a la guardia civil para poder hacer el desfile por la carretera general. Yo lo hubiera hecho.
Dicho esto y puesto que no ocurrió así, el Mercao se llenó a media tarde de gaiteros y gaiteras que acudieron a la invitación de los quirosanos, la Banda de Gaites el Teixo – Manolo Quirós, que celebra este año su veinte aniversario, trayendo música desde Nava y Castropol y representadas por la Asociación folklórica La Flor del Pumar y la Banda de Gaitas El Penedón respectivamente e incluso de un poco más cerca de la mano de la de la Banda de Gaitas de Soto Rei (Soto del Rey- Ribera de Arriba). Todos ellos dejaron un gran sabor de boca al numeroso público que se acercó hasta las instalaciones del Museo en la carretera general a la altura del pueblo de La Fábrica gracias a su buen hacer y a su buena música. Son de destacar los bailes de los navetos más pequeños que hicieron las delicias de los presentes, los niños son especiales hagan lo que hagan. Muchos trajes tradicionales con diferentes coloridos se mezclaron con visitantes y espectadores poniendo en evidencia la riqueza de nuestra tradicional indumentaria.
Para el cierre de fiesta del sábado, actuó "Pan de Capazo" que a pesar del original espectáculo que ofrecen no contó con una gran afluencia de público. En mi opinión no estuvo bien programado y no por ninguna razón en especial sino por el peculiar gusto y la edad de los quirosanos. Un acordeonista hubiera tenido más éxito. De todas maneras, plausible es la intención de traer cosas nuevas y diferentes y arriesgarse pues si no nos aventurásemos a probar distintos platos del menú, la dieta sería muy pobre ¿no creéis?
Mejoró la climatología para el domingo, lo que permitió disfrutar de un gran día de primavera y animó a quirosanos y foráneos a acudir hasta Quirós. Sesión vermú con las Pandereteras L'Artusu y por la tarde actuación de Cholo Juvacho que sí reunió a su público más fiel, quizás por la hora de la actuación o porque su oferta va más acorde con la demanda existente.
No puedo evitar, sin embargo, pasar de puntillas por las críticas vertidas por un sector de la población del concejo en relación a la localización del Mercao y es que yo no sería yo si me callara. Hay, por lo menos, dos formas de ir por la vida. Una es estar en la acera mirando lo que hacen los demás y criticando. Otra es estar dentro del lío, trabajando, bien o mal, metida entre el barro cuando toca o entre el orbayu mojando los pies o carretando sillas o mesas, o haciendo café o perdiendo horas de sueño y dinero, o tiempo de estar con los tuyos y desde dentro criticar o mejor hacer crítica (que es distinto) constructica (nunca destructiva) Así estoy yo dentro de la Iglesia o en política, manchándome, quemándome, pero haciendo algo, porque o estás o no estás, no hay término medio. Hace muchos años, ahora que ya todo lo mido en muchos años, los alumnos de una amiga le preguntaron que a quién se le había ocurrido construir San Julián de los Prados al lado de la autopista. Lógicamente no fue así, el problema fue que planificaron mal la Y y no tuvieron en cuenta los posibles daños que iba a sufrir el monumento. Y digo yo a todos los que dicen que el Mercao tiene que celebrarse en Bárzana, si estamos de acuerdo que el Museo Etnográfico cuenta con unas instalaciones estupendas, que permiten pasar el día con los niños seguros, sin alteración de tráfico, con un aparcamiento amplio, que está desaprovechado, ¿el problema es qué el Museo no está en el centro de Bárzana? y ¿qué es más fácil mover el Mercao o mover el Museo? En este Quirós nuestro en el que lo fácil es no dar el brazo a torcer nunca, ver la botella siempre medio vacía y en el que nos gusta tanto criticar, ¿por qué no vamos todos a una de vez en cuando? Cuando pierde el concejo, perdemos todos y ¿cuándo gana? Vamos a trabajar por ganar siempre coño y por apoyar cuando sea posible. Y la próxima vez que construyamos un Museo que sea en el centro de Bárzana, que igual nos da juego, aunque seguro que también lo criticaremos porque quejarse es gratis y es lo fácil.
A pesar de todo el balance es positivo y algunos mantenemos intactas las ganas de seguir trabajando. Mucho trabajo, en especial para los chavales de la Banda de Gaitas El Teixo-Manolo Quirós que además de anfitriones del Encuentro de Bandas estuvieron a cargo del chigre tradicional y para el resto de las asociaciones que este año y como novedad tuvieron un puesto de "café de manga" cuyos beneficios revertirán en las actividades que, destinadas principalmente a los más pequeños, se realizan cada año en Quirós. Ya está en marcha el Mercao 2017.

La fauna africana también alterna por Quirós