Páginas vistas en total

domingo, 4 de marzo de 2018

Científicos quirosanos I: Fernando García Osorio.



Cuando el pasado junio el Rey Felipe VI entregó las condecoraciones al mérito civil, entre los 38 galardonados se encontraba un joven investigador asturiano de origen quirosano, Fernando García Osorio que al recoger su premio lo dedicó a "todos los que han hecho de la ciencia su profesión".
García Osorio (Oviedo, 1985) es investigador en el ámbito de la Bioquímica. Con un extraordinario expediente académico este joven, hijo de familia minera, estudió en la Universidad de Oviedo y hoy pertenece al equipo del profesor Carlos López Otín, apuesta por continuar su carrera profesional como investigador en el campo de la biología más avanzada en nuestro país, aunque reparte su trabajo entre la Universidad de Oviedo y prestigiosas instituciones internacionales.

El investigador

LVT.: Bueno Fernando lo primero darle las gracias por hacernos un hueco y dedicarnos su tiempo me gustaría empezar a las bravas, como un chaval decice un día dedicarse a la ciencia ¿El investigador nace o se hace? ¿Tiene consciencia de en qué momento decidió dedicar su vida a esta labor?
Fernando García Osorio: Pienso que la curiosidad científica nace de cada uno y de sus propias inquietudes, sin embargo ser investigador requiere un largo proceso de aprendizaje, que en la mayor parte de los casos se extiende durante toda la carrera profesional de un investigador. En mi caso creo que la inquietud científica ha estado presente desde siempre, con una gran curiosidad sobre las leyes de la naturaleza y los seres vivos.

LVT.: La labor individual del investigador está circunscrita a la desempeñada dentro de un equipo ¿Qué importancia tiene el equipo en la consecución de los logros científicos individuales (y viceversa)?
García Osorio: Todo el trabajo científico llevado a cabo hoy en día en el campo de la Biología es una labor colectiva, y es realmente enriquecedor tener la posibilidad de trabajar con gente procedente de muy diversos ámbitos en un mismo proyecto.

LVT.: ¿Cómo se entra a formar parte del grupo de investigadores que trabaja bajo la supervisión del profesor López Otín?
García Osorio: Honestamente, no sabría decir cómo se entra a forma parte del laboratorio de Carlos, supongo que de alguna manera todos los que formamos y han formado parte del laboratorio comparten algunos valores comunes como una gran curiosidad científica y un fuerte componente de esfuerzo personal y compromiso. Lo que sí puedo decir es que me siento enormemente afortunado de haber podido llevar a cabo mi tesis doctoral bajo la supervisión de Carlos y junto a todos los integrantes del laboratorio.

LVT.: Trabajar junto a un científico de la talla de Carlos López Otín ¿imprime carácter?
García Osorio: Imprime carácter y sobre todo un fuerte componente de honestidad y compromiso, no solo hacía al trabajo sino hacía todas las facetas personales de un investigador.

LVT.: A la luz de las políticas económicas llevadas a cabo por los Gobiernos españoles ¿Cuál es el momento actual que vive la ciencia en España? ¿Sin dinero se puede investigar?
García Osorio: La ciencia en España está atravesando un momento muy difícil, aunque no ajeno a los problemas que atraviesan otras actividades económicas en este país. Creo que será necesaria una fuerte inversión en ciencia durante los próximos años para reparar las consecuencias de la crisis económica y para atraer el talento científico que ahora mismo está ejerciendo su actividad profesional en el extranjero.

LVT.: ¿Qué opina de la llamada "fuga de cerebros"? ¿Por qué un joven de su prestigio decide quedarse y desarrollar su trabajo en Asturias (razones familiares, personales, etc)?
García Osorio: Creo que la posibilidad de formarse durante un periodo de tiempo de la carrera profesional en otro país es una experiencia extraordinariamente enriquecedora, el problema es cuando no existe la posibilidad de que estas personas puedan volver a España. Esta situación es en mi opinión dramática, con consecuencias además muy negativas para nuestra economía, y se deberían exigir pronto planes específicos para la incorporación de estos profesionales.

LVT.: Sin embargo, existe una profunda relación entre la comunidad científica mundial (intercambio de resultados, convenios de colaboración entre distintas universidades y países) o esto ¿no es realmente así?
García Osorio: Desde luego, la actividad científica es hoy en día global y existen muchas iniciativas para el desarrollo de convenios de trabajo entre distintos laboratorios europeos y con otras partes del mundo.

El trabajo personal

LVT.: Su trabajo se desarrolla dentro del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular, ¿cómo le explicaría a un profano en ciencia lo que es la Bioquímica? Y ¿un bioquímico?
García Osorio: La Bioquímica se encarga del estudio de la vida y de la enfermedad centrándose en los componentes más básicos de un ser vivo, las moléculas que lo constituyen. Nuestro trabajo diario se basa en el estudio de las proteínas y ácidos nucleicos (ADN y ARN), también azúcares y grasas, implicados en distintos procesos biológicos y patológicos.

LVT.: He leído que sus estudios se centran en el Síndrome Hutchinson-Gilford, una enfermedad rara de la que sólo se presenta un caso entre cuatro millones y que supone la aparición prematura de síntomas relacionados con la vejez como la osteoporosis y enfermedades cardiovasculares ¿Cuáles son los resultados que se han obtenido en el laboratorio y qué incidencia puede tener esto en la vida de las personas?
García Osorio: En primer lugar, nuestro trabajo se ha centrado en desarrollar terapias para los pacientes de esta enfermedad, la cual aunque es poco frecuente es muy agresiva y con consecuencias devastadoras para los pacientes que la sufren. Además, nuestro trabajo nos ha permitido no solo comprender mejor esta enfermedad, sino también el envejecimiento normal, y entender que algunas de las terapias desarrolladas para el síndrome de Hutchinson-Gilford pueden también aplicarse para el tratamiento de problemas óseos o cardiovasculares durante el envejecimiento normal.

LVT.: Sin embargo, el envejecimiento es un proceso natural ¿Hasta dónde cree que se puede intervenir en su deceleración? ¿Significa eso que viviremos eternamente?
García Osorio: En este sentido, el objetivo principal de cualquier actividad científica en envejecimiento no es vivir más, sino conseguir vivir mejor y prevenir las enfermedades asociadas a la edad como la osteoporosis, los problemas cardiacos o las enfermedades neurodegenerativas.

Fernando, hijo y nieto de quirosanos.

LVT.: Hijo y nieto de quirosanos ¿Cuál es su relación actual con el concejo donde todavía viven sus abuelos? (¿viven allí tus abuelos todavía?)
García Osorio: Para mi Quirós es una parte indispensable de lo que soy, toda mi familia es de origen quirosano y siento un gran apego emocional al concejo, además de un gran orgullo sobre mis orígenes.

LVT.: Comparta con nosotros un recuerdo asociado a su infancia y a la visita de sus abuelos en Ricabo o en Villamarcel
García Osorio: Tengo muy buenos recuerdos de la infancia, especialmente en verano cuando pasaba con mis padres parte de las vacaciones escolares en Villamarcel en casa de mis abuelos. También de Ricabo, con un recuerdo muy especial de la casa de los tíos de mi madre, Emilio y Estrella, siempre lugar de encuentro y de un gran cariño hacía todos los que pasamos por allí.

LVT.: Desde la perspectiva de sus mayores, ¿qué opina ellos de "esti nietu suyu que sal en prensa"? (me imagino que estarán muy orgullosos)
García Osorio: Me gustaría pensar que si tienen algún motivo para sentirse orgullosos, no sea solo por mi actividad profesional o por salir en la prensa, no creo que este trabajo sea distinto ni más meritorio que cualquier otro llevado a cabo honestamente.

Fernando y la condecoración al mérito civil de Felipe VI:

LVT.: En este momento que vivimos, en los que la gente cultiva una rácana escala de valores, donde se premia el medrar fácil y la ley del mínimo esfuerzo ¿Qué importancia le da un científico al reconocimiento de la sociedad civil?
García Osorio: Me siento enormemente agradecido de este reconocimiento, puesto que creo que se trata de algo colectivo, dedicado a todas las personas que trabajan en investigación en la Universidad de Oviedo y en otras partes, muchas de las cuales se merecen este reconocimiento tanto o más que yo.

LVT.: Dedico su condecoración a "todos los que han hecho de la ciencia su profesión" ¿Cuánto hay de trabajo constante y silencioso detrás de una noticia en prensa?
García Osorio: Si hay un motivo por el que sentirse optimista acerca del futuro científico de España es el extraordinario capital humano que poseemos. Ojalá dentro de 10 años, si repetimos esta conversación, se haya dado ese impulso económico creciente y sostenido que permita a todos los investigadores desarrollar al máximo sus capacidades, entonces todo ese trabajo habrá merecido la pena con creces.
LVT.: Acepto el reto, le emplazo a volver a vernos dentro de 10 años, si es antes mejor, y a continuar con esta charla. Muchas gracias por su tiempo y mucha suerte en sus proyectos futuros y en su carrera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario