Páginas vistas en total

martes, 1 de marzo de 2016

Lecturas para el 8 de marzo: "Nosotros, los Rivero" de Dolores Medio.


El año pasado con esta iniciativa conocí de la mano de Lorena del blog "El paxaru verde" el grupo TARRO-LIBROS. Cuando me interesé, curiosa, por saber en que consistía Lorena me contó que era una propuesta de un grupo de FB. Yo le dije que quería participar, pero era tarde pues era un grupo cerrado. Ha pasado un año y esta vez SÍ me he enterado de la convocatoria y SÍ estoy en el grupo. Mucho éxito tiene el grupo TARRO-LIBROS creado por Carmen Forján del blog "Carmen y amigos". Este año reúne para este viaje de aventuras a más de doscientos lectores. Un grupo vivo y dinámico de lectura a través del que se divulgan autores y lecturas a partir de la opinión de los lectores.
Y aquí estoy decidida al final por "Nosotros, los Rivero" de la ovetense Dolores Medio, tras haber barajado un montón de títulos, porque hay tantas escritoras y tantas protagonistas como mujeres interesantes te encuentras en la vida, para conmemorar el 8 de marzo. Creo que habrá un día en el que perderá sentido celebrarlo, pero mientras tanto habrá que seguir haciéndolo, seguir en la brecha, sin dar un sólo paso atrás, mirando siempre hacia adelante. Algún día todas las mujeres podremos disfrutar del placer inmenso de la lectura porque no habrá nadie que nos haya robado el derecho de aprender a leer.

La novela cuenta la historia de una familia burguesa venida a menos por el fracaso del negocio que regentaban, "La Uva de Oro", a raíz de la muerte del padre. En esta familia hay de todo además de ruina: maldiciones, espíritus libres y secretos de familia. Los Rivero son el padre, conocido por "el Aguilucho", la sra. Rivero, los cuatro niños Heidi, Ger, María y Lena, a la que sus hermanos llaman cariñosamente "Ranita", y la tía Mag, hermana de la sra. Rivero.
Podríamos decir que el argumento tira de tres hilos: el desastre económico de la familia y las tribulaciones para salir adelante que son muchas y muy duras; la transformación de la hija menor, que es la protagonista de la historia, su despertar a la vida, su evolución como persona, sus inquietudes y sueños, sus desengaños y una rebeldía innata en los Rivero que la lleva casi siempre a enfrentarse con su madre y una ciudad, Oviedo, la otra gran protagonista, en un momento histórico convulso al que deberíamos estar eternamente agradecidos tanto escritores como lectores por ser fuente inagotable de historias que contar, en este caso la década que va del 24 al 34 del siglo pasado.
Aprovecha la autora para hacer una crítica importante a la cerrada sociedad ovetense y al papel de las jóvenes, destinadas a casarse o, en el caso de no hacerlo, a cuidar a sus sobrinos. Pone en boca de Ger, el único varón de la familia, estas palabras "Afortunadamente, existe un movimiento de reacción en favor de los derechos de la mujer, y ya son muchos los padres que preparan a sus hijas para ganarse la vida como si fuesen muchachos. No hablemos de las grandes capitales: aquí mismo, en Oviedo, hay varias chicas estudiando en el Instituto, en la Escuela de Comercio... En fin, estas muchachas tendrán mañana un título que les permitirá ejercer una profesión y vivir de sus recursos, como un hombre." Defiende así el derecho de sus hermanas a salir, por sus propios medios de la miseria a la que se ven abocadas por la actitud de las mujeres de su familia.
La lectura de la novela se hace ágil debido al uso que la autora hace del lenguaje. Es un lenguaje sencillo y fluido, lleno de frases hechas y refranes populares puestos en boca de la tía Mag y también de originales figuras poéticas. Sólo hay algo que he echado el falta, y eso que yo no soy muy pro-Llingua, la ausencia de más palabras y expresiones asturianas. Sólo hay dos escenas en las que los personajes secundarios incluyen estas expresiones, de hecho cuando hablan puedes escuchar hasta el acento: en la visita de la tía Carina Rivero que viene del Puntal o cuando aparece el Mierense en casa de los Rivero. Esto en mi opinión, pone de manifiesto algo que los ovetenses se han esmerado mucho en hacer durante toda la vida, y que en la década de los cincuenta sería mucho más evidente (junto a los intereses políticos y editoriales en ese momento, claro está), negar el origen de pueblo de la mayoría de sus habitantes, disfrazando los acentos en un esfuerzo inútil de borrar los vestigios de su cuna. Probablemente si hoy se publicara esta novela, el trato del asturiano sería diferente. Puede que los Rivero y sus amigos burgueses de la calle San Francisco hablasen perfecto castellano, pero dudo mucho que los vecinos de la calle San José lo hicieran también.
Dolores Medio nos presenta a los Rivero en una ciudad que no es simplemente el escenario en el que se desarrolla la acción sino que es un protagonista más y no precisamente secundario. El lector que conozca la ciudad, y el que no también, se desplazará junto a Lena Rivero por las calles del Oviedo antiguo, recorriendo cada rincón de esas callejuelas, identificando sonidos y olores, la luz de cada hora del día. Existen lugares en los que parece que el tiempo se ha parado. La Universidad con sus cadenas, la calle San Francisco, la Catedral con su torre, la Corrada del Obispo, la calle San José, la Muralla, ... Todos ellos lugares comunes. Es mi Oviedo el que describe la autora, al que pertenezco, y al que regresa Lena convertida en una mujer de éxito:
Al fondo la torre de la Catedral de Oviedo.
"Oviedo es una ciudad dormida.
Por las calles estrechas y empinadas, del Oviedo antiguo, envueltas, de ordinario, en espesa niebla, corre un sueño de siglos. Las moradas humildes, de paredes desconchadas por la humedad, se aprietan en torno a los palacios y caserones con fachadas de piedra renegrida. Unos y otras parecen dormitar constantemente en un dulce letargo. El gris plomizo del cielo ampara el plácido sueño de la ciudad, y la niebla, que la envuelve celosamente, amortigua los ruidos callejeros."

www.lne.es/oviedo/2016/03/12/carmen-ruiz-tilve.../1896047.html
Busto de Dolores Medio en el parque de Oviedo que lleva su nombre, al fondo el Naranco.
Dolores Medio Estrada fue maestra y escritora, amante de la ciudad que la vio nacer y en la que murió. Representante de la Literatura social que perdió protagonismo en los años 60. Fue una mujer comprometida social y políticamente con su época. Pone en boca de Lena Rivero estas palabras que en mi opinión podrían haber salido de su boca "Siempre he sentido la necesidad de escribir. ¿Qué otra cosa puede hacerse en una vieja ciudad, dormida entre las nieblas?"
Permitidme unas pinceladas personales para finalizar. La primera vez que leí esta novela me gustó tanto la Lena Rivero, niña, soñadora, rebelde, que una vez usé su nombre como seudónimo para participar en un concurso de cuentos. La primera persona que me habló de este título de mediados del siglo pasado fue mi amiga manchega Amelia Tejero, desde aquí mi agradecimiento. Mi ejemplar es una primera edición que conseguí en una librería de viejo. Deciros que el libro, premio Nadal en 1952, está descatalogado, pero se puede conseguir en su versión electrónica. Quizás ahora que se cumplen veinte años de la muerte de su autora algún editor valiente o una institución agradecida se anime a sacarlo de nuevo en papel. Sobre la figura de Dolores Medio, a la que muchos ovetenses sólo conocerán por que existe un colegio con su nombre en el centro de Oviedo, giran parte de los actos que el Ayuntamiento de Oviedo junto a  las Bibliotecas ha programado para conmemorar este año el 8 de marzo, el 11 de marzo a las 18:00 h. en el Colegio Dolores Medio, Carmen Ruiz Tilve ofrecerá una conferencia en torno a su figura y el 12 de marzo a las 11:30 la ruta literaria de El Oviedo de "Nosotros, los Rivero" que sale de la Estación del Norte. Tiene historia este "Nosotros, los Rivero", ¿verdad?
 
 

20 comentarios:

  1. Qué bien que traigas una autora asturiana y a la ciudad de Oviedo a la propuesta. No he leído nada de ella y la verdad que la conozco poco más que por su nombre. Creo que nuestra propuesta sirve también para rescatar esritoras injustamente olvidadas.
    Y me encantan tus pinceladas personales.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias a ti, esto está siendo muy divertido!

      Eliminar
  2. Es muy interesante!! Gracias por compartir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por comentar. Lena y Oviedo son protagonistas yo creo que al 50%.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Es interesante no sólo por el retrato que hace de la sociedad de la época, sino también por el escenario que escoge. Gracias por acercarte.

      Eliminar
  4. Me sonaba Dolores Medio y acabo de comprobar que tengo un libro de ella, la biografía de Selma Lagerlöf. Y me ha gustado tanto lo que cuentas que acabo de comprar online una vieja edición de 1953 de esta novela y de otra de la autora, Farsa de verano. Ya te contaré.
    Besines y muchas gracias por tu propuesta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una autora a la que reivindican mucho desde Bibliotecas en Oviedo. Es interesante el retrato social y el dibujo de Oviedo que es el mismo que viví yo 50 años después en la Facultad de Derecho o mi madre unos años después de la autora. Muy recomendable. Claro que hay que leerlo sin obviar el contexto histórico en el que está escrito. Ya me dirás y gracias por todo el trabajo que haces. Un besín

      Eliminar
  5. Voy a intentar encontrarlo paisanina....disfruté un montón del paseo por vetusta...y entràronme ganes de tenelu!! Gracies por esa reseña perguapa....puxa l'asturianu!! ❤

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esas Susines tuyes si que son perguapes! Un saludo.

      Eliminar
  6. ¡Una primera edición! Menuda joya tienes en casa :) No conocía el libro pero me ha gustado mucho lo que nos has contado.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. te gustará, seguramente la autora hoy se hubiera atrevido más, pero aún así, retrata perfectamente un Oviedo que todavía es real no sólo por las calles, sino por la propia idiosincrasia de los habitantes. Gracias por pasarte y comentar.

      Eliminar
  7. Qué recomendación tan interesante, muchas gracias. Si bien no creo que sea sencillo dar con este libro, no por ello dejaré de intentar, quizá tenga suerte ;)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dolores Redondo tiene una Fundación que lleva su nombre que está intentando que se reedite su obra con motivo del veinte aniversario de su muerte, igual tenemos suerte. Muchas gracias por pasarte y comentar!

      Eliminar
  8. ¿Qué decir? Pues que como asturiana que soy es imposible obviar esta recomendación. Me la llevo! :)
    Un besin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oviedo es muy madrasta con los suyos, a ver si ahora con el veinte aniversario de su muerte y en colaboración con la Fundación que lleva el nombre de su autora conseguimos que se reedite. Gracias por pasarte y comentar!

      Eliminar
  9. No la conocía y desde luego el argumento pinta bien. Mil gracias :) Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace un retrato tal cual de una sociedad la ovetense que no ha cambiado tanto a pesar de los años que han pasado. Muchas gracias por pasarte y comentar!

      Eliminar
  10. ya lo tengoooooooooo....en cuanto pueda, tengo otros pendientes para el reto...le doy un ñasco ejejejej....me hice con él en una librería de viejo por internet....está en muy buen estado .....gracias de nuevo por tu propuesta...otro besoteeeeee

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. te gustará, el viernes hubo una charla en el colegio que lleva el nombre de la autora muy chula y el sábado la protagonista recorrió las calles de Oviedo con un grupo bastante numeroso de lectores (se ha hecho eco la prensa, no sé si lo verías) muchas gracias por pasarte Susi, un beso

      Eliminar