Páginas vistas en total

sábado, 15 de febrero de 2014

Formas de amor

Yo también creo en el amor.
Creo en el AMOR con mayúsculas.
Creo en el amor para toda la vida y en el de sólo una noche.
En el fugaz, el clandestino y el prohibido.
En el químico y en el físico.
En el de los que tienen miedo y se esconden, el de los que son valientes y se atreven.
En el de los que no se arriesgan y en el de los que juegan arriesgándose, sabedores de que pueden perder o, quizás, ganar.
En el de los que se comprometen y en el de los que huyen del compromiso.
En el amor en círculo, en el de los círculos concéntricos.
En el de aquellos cuyas vidas no van a cruzarse nunca, pero se aman sin tocarse.
En el de los que lo gritan al mundo y lo comparten, el de los celosos de su intimidad que lo viven en soledad.
En el platónico y en el carnal.
En el amor que se usa, se desgasta y se agota.
En el amor que se rompe y se recompone.
En el que se transforma y te transforma.
El que se rearma y te desarma.
En el que se regala y se recibe.
En el amor sin fronteras, en el de los que las ponen.
Creo en el amor que duele y en el que sana.
Creo en el amor que acierta a la primera, en el de las segundas oportunidades y en el "a la tercera va la vencida".
Creo en el amor porque creo en las personas y éstas han nacido para amar y ser amadas, libres sí, pero amantes y amadas.
Lo mío es todo envidia, pero estoy segura de que ahí fuera está la parte que me toca, esperando ser reconocida por mis ojos y tomada por mis manos. Y en ese amor que será definitivo e infinito, está mi salvación.
Mientras tanto, besos para todos
Bea la de Lola

No hay comentarios:

Publicar un comentario