Páginas vistas en total

martes, 5 de julio de 2016

Un verano cualquiera para enamorarse...

 
De la tierra, de su energía y de su fuerza.
Del cielo estival azul rabioso y del gris invernal que también tenemos en verano.
Del sol y de su ausencia.
De los amaneceres y las puestas de sol donde sea que nos encuentren.
De la lluvia que limpia y del viento que desgarra con furia,
arrancado las ramas que me sobran.
De la piedra caliza, testigo impasible e impacable de mi vida.
De la mágica luz cuando se posa en ella.
De los Montes de Quirós, escenario de cuentos y leyendas.
Del bosque, laberinto de entradas y salidas con Minotauro propio.
De los árboles que esconden vida y protegen sueños.
De las manos cansadas de mi güelu Ludivino.
De su chaleco negro y su boina calada.
De unos bolsillos repletos de pequeñas sorpresas.
De las manos de anciana de mi güela Rosario.
De su vista cansada y su moño deshecho.
De su fragilidad quebrada por el tiempo.
De unos nietos pequeños, demasiado pequeños y de unos güelos muy viejos.
A ellos les debo en parte quien soy, lo que tengo, lo que siento.
Enfrentarme de niña a un dolor repentino, desconocido hasta entonces.
De las personas que me ayudan día a día a no perder el rumbo.
Y de quienes pretenden marcarme camino y ritmo,
estos tienen perdida la partida.
Del hombre equivocado o no,
cuando el corazón elige no hay sitio para errores.
De unas manos grandes y una sonrisa sincera.
De una mirada en la que leo promesas que no se van a cumplir.
De todas las mujeres hermanas, amigas, compañeras,
De cualquier iniciativa que signifique trabajar por mi tierra,
que no me vio nacer, pero me vio crecer,
a la que estoy enganchada para siempre
y a la que regreso una y otra vez
para encontrar consuelo,
para buscar mi paz
y para ser feliz.
De retos y proyectos que sean por y para la tierra de mis antepasados,
que supongan presente o futuro,
y que nos ayuden a preservar el pasado,
porque no perdamos lo bueno que aún tenemos.
Algún día le devolveré todo lo que me ha dado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario