Páginas vistas en total

jueves, 25 de diciembre de 2014

Mañana también será Navidad

Mañana también será Navidad. Amanecerá y será Navidad. 
Será Navidad en los hospitales y en los centros de menores, en las cárceles y en los asilos de ancianos, en los albergues y en las casas de acogida, en los comedores sociales y en los campamentos de refugiados, en las viviendas tuteladas y en los barrios marginales, en las pateras y en los muros que nos avergüenzan.
Mañana también será Navidad. Avanzarán las horas. Dará el mediodía en el reloj de la Escandalera y seguirá siendo Navidad.
Será Navidad para los desahuciados y los inmigrantes, para los parados y las gentes sin hogar, para los esclavos y los abusados, para las mujeres maltratadas y para los niños abandonados y los soldados, para el hombre que duerme en el cajero con la única compañía de su perro. Para los que están ciegos porque no quieren ver. Para los que están sordos porque no quieren oír. Para los mudos a los que han silenciado su voz. Para aquellos a los que han arrebatado su inocencia. Para los padres y madres que han perdido a sus hijos, para los que no tienen consuelo ni esperanza, para los que están en el infierno y los que recorren un desierto. Será Navidad en Gaza y en Iraq, en Ucrania y en Lampedusa, al otro lado del Estrecho y a éste, al sur de la frontera y al norte de la misma.
Mañana también será Navidad. Nos sentaremos a comer y retornaremos lentamente a nuestra rutina y seguirá siendo Navidad.
Será Navidad para los matrimonios felices y para los que están en crisis, para los padres separados y para los que son solteros, para los padres y madres que luchan y crían a sus hijos solos, para todas las familias de cualquier condición y de cualquier clase. Para los que aman y para los que no saben hacerlo.
Mañana también será Navidad. Será Navidad para los pastores y para los más humildes del mundo, para los más pobres y los marginados.
Será Navidad para todos y cada uno de los ángeles que son Luz que iluminan, luz de esperanza, luz de presente y de futuro, para todos los que trabajan por construir un mundo más justo y en paz, para los que creen que de verdad otro mundo es posible.
Mañana también será Navidad. Anochecerá y será Navidad y así, un día tras otro, hasta que vuelva a ser 24 de diciembre y por un momento el mundo se pare para volver a creer en la magia.
 
Que la mirada de la Navidad, que la mirada de tu Navidad vaya más lejos del día de hoy y se extienda al resto de días del año. Que la solidaridad esté presente en tu horizonte cada día del año que estamos a punto de empezar


3 comentarios:

  1. Que así sea Bea!! Es precioso tu post de hoy. Recordemos cada día lo importante de verdad! Me encantó .
    Besosss y Feliz Navidad hoy y el resto de los días.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pulga, estamos en contacto. Feliz Navidad también para ti todos y cada uno de los días que nos toque vivir y compartir.

      Eliminar